EXO se une a Cascos Blancos para ayudar a mitigar las vulnerabilidades en África

29 de Junio de 2018

En el marco del Proyecto de Salud de la Misión San Benito de Mangundze y la Misión Farafangana, EXO -empresa nacional de soluciones tecnológicas- donó a Cascos Blancos un Centro de Diagnóstico Móvil (CDM) con el objetivo de facilitar la tarea de los médicos que se encuentran en Mozambique y Madagascar ayudando a mejorar la atención de la salud de personas con recursos escasos.

El CDM es una solución de telemedicina que permite registrar los parámetros ECG, respiración, oximetría (SpO2), frecuencia cardíaca, presión arterial no invasiva (NIBP), temperatura superficial e incluye dispositivos de diagnóstico por imágenes, examinación, auscultación y espirometría. Los resultados se muestran en pantalla y son enviados de forma remota en tiempo real. Además, almacena los datos y estudios en la nube, para su posterior análisis o estudio.

El Proyecto de Salud de la Misión San Benito de Mangundze se realizó en marzo de este año y está constituida por 5 médicos especialistas argentinos, españoles y suecos que junto a 6 profesionales de la salud provenientes de distintos hospitales de Mozambique tienen el objetivo de realizar cirugías, consultas de diferentes especialidades médicas (adultos y niños), ecografías y diferentes exámenes médicos.

“Luego de realizar la misión pudimos notar un aumento del número de cirugías, consultas y exámenes médicos, además del fácil acceso por parte de los pacientes a estudios especiales como ecografías y electrocardiogramas. Esto mejora ampliamente la calidad de vida de las personas con mayores carencias del mundo”, contó el párroco y coordinador del proyecto, Juan Gabriel Arias.

Por otra parte, la Misión Farafangana se encuentra actualmente en desarrollo en Madagascar y busca ayudar a atender sanitariamente la zona ya que solamente hay un cirujano y 60 médicos generales para la atención de la población. Allí, los pacientes llegan a tardar hasta 4 días en desplazarse hasta el único hospital público existente, y la mayoría quedan excluidos porque los tratamientos son pagos.

“Para EXO es muy importante poder colaborar con este tipo de misiones que acercan la tecnología a la sociedad, mejorando la atención en países donde el acceso a la salud pública es casi nulo. El CDM es una solución de gran utilidad en aquellos lugares donde no es fácil  obtener un diagnóstico rápido y certero.”, explica Fernando González, Responsable de RSE en EXO.

Fecha Posicion: 
Viernes, Junio 29, 2018